Seguidores

16 diciembre 2010

LA CENA DE NOCHEBUENA

Hola amigas, ya está próxima la celebración de Nochebuena y por eso hoy os quiero contar como se celebraba esa noche en el Pais Vasco.
El arbol de navidad también estaba presente en todos los hogares vascos. Cuando se recogía la madera para el invierno, se guardaba el arbol mas bonito sin cortar para esos días. Y por supuesto los niños esperaban como ahora, impacientes, la visita del Olentzero que les traerá esa noche sus regalos.

La cena de Nochebuena tradicionalmente consistía en un plato de berza a la que se le echaban unos ajos fritos con aceite y como era tiempo de vigilia bacalao o besugo asado, según las posibilidades económicas de segundo. Y como postre lo típico era la compota.
Por ser una ocasión especial, se acompañaba con vino, que se solía mezclar con agua o sidra.
Para esa noche se hacía un pan especial que no se comía habitualmente. El padre de familia, bendecía el pan, haciendo la señal de la cruz sobre la hogaza y después de besarla iba cortando trozos para cada miembro de la familia. El primer trozo que cortaba era para los difuntos y se guardaba debajo del mantel o envuelto en un paño blanco durante toda la cena. Luego se guardaba encima de un armario hasta la Nochebuena del año siguiente en que se quemaba justo antes de cenar. Se consideraba que este pan tenía poderes sanadores y si alguien de la familia se ponía enfermo, se le daba un trocito para que se curara e incluso era capaz de aplacar las fuerzas de la naturaleza, cuando amenazaba tormenta en el mar o inundaciones, por ejemplo, echaban un trocito al mar para que se calmaran.

Cuando desapareció la vigilia, además del pescado se cenaba también oveja, cabrito, cordero, capón o gallina.
También se hacían postres y dulces caseros, como turrones y mazapanes, mezclando almendras con azúcar y miel, a veces con granos de anís. También guirlaches y polvorones.
Después de la guerra, pasados los años cuarenta, que fue una época de gran depresión: la famosa época del hambre, las costumbres cambiaron y son mas o menos las que tenemos hoy en día: entremeses, marisco, besugo, todo tipo de carnes y de postres, y por supuesto los turrones.




Espero que os haya gustado y que tengáis un fantástico fin de semana, amigas!

4 comentarios:

Magui dijo...

Qué interesante toda la historia!!!... y yo también creo que es una noche mágica, en donde si uno pide con fé, todo es posible...

Artistalight dijo...

Querida Virginia, gracias por enseñarnos las bellas tradiciones del país vasco, me encantó especialmente la del pan, su bendición y guardar la primera hogaza bendecida, lo haré en mi cena de Navidad, :) Felices Fiestas y de nuevo gracias por escribir en mi blog. Pintar rosas es muy fácil, lo aprendí en un video de la internet, lo pondré para que también aprendas, si te gusta.

Belen dijo...

Zorionak por tu blog, te sigo y me divierte mucho su contenido.

La tradición de la celebración de la noche buena nos la contaba el parroco Don Sabino de mi pueblo Zamudio, es muy bonita.

Ondo pasa gabonetan.

Te invito:
http://regalarte-belen.blogspot.com

Gracias por compartir.

Helena dijo...

gracias por este articulo sobre las tradiciones,y desearos felices fiestas....

Publicar un comentario

Muchas gracias por tus amables palabras. Las modernas mujeres retro que componemos este blog te deseamos una agradable visita y un fantástico día.